Skip to content
Llámanos Lunes a Viernes 9h a 19h 96 143 18 48
Financia tu compra de manera cómoda y rápida
Carrito
0 artículos
Idioma / Moneda

Idioma

Noticias

La falta de sueño genera fatiga y cansancio mental

por Visco Confort 25 Jun 2020

Es ampliamente conocido que el acto de dormir es tan esencial como alimentarse o respirar; constituye una necesidad vital. Durante el reposo nocturno, nuestro cuerpo y mente experimentan un proceso regenerativo. Por lo tanto, mantener hábitos de sueño adecuados y asegurar las horas necesarias de descanso es crucial para afrontar el día con la energía y vitalidad requeridas por las demandas de la vida cotidiana. La privación de sueño conlleva fatiga y agotamiento mental, afectando negativamente nuestra capacidad para llevar a cabo las tareas diarias de manera óptima.

La falta de sueño genera fatiga y cansancio mental

El descanso, a menudo relegado al olvido al hablar de hábitos saludables, emerge como un componente crucial para nuestro bienestar. Mientras se presta atención a la alimentación y al ejercicio físico, la importancia de una noche reparadora no puede ser subestimada. La falta de sueño no solo genera cansancio, falta de concentración y somnolencia, sino que también da paso a problemas más profundos conocidos como trastornos del sueño.

La escasez de horas de sueño conlleva serias consecuencias para la salud, alterando funciones orgánicas y disminuyendo la esperanza de vida, la consolidación de la memoria y el estado físico. Se estima que hasta un 30% de la población experimenta problemas de insomnio, convirtiéndolo en el trastorno más común. Otro trastorno prevalente en la población española es la apnea del sueño, afectando a entre el 2 y 4%.

El déficit de sueño no solo debilita nuestras defensas, aumentando la propensión a enfermedades, sino que también se asocia con diversos trastornos del sueño, como insomnio, apnea, narcolepsia, sonambulismo y parasomnias, que van más allá de la fatiga y la irritabilidad, abarcando riesgos para la salud como la obesidad, enfermedades cardiovasculares e hipertensión.

El ritmo de vida estresante y ciertas responsabilidades laborales contribuyen a la prevalencia de estos trastornos del sueño, manifestándose en fatiga persistente, dolores musculares, cefaleas y problemas de memoria. Además, investigaciones indican que el cansancio mental puede desencadenar fatiga física prematura, mostrando que al realizar simultáneamente tareas mentales y físicas, se activan áreas específicas del cerebro (como la corteza prefrontal del cerebro), provocando fatiga más rápida que al realizar solo tareas físicas.

Cómo dormir mejor

La Sociedad Española del Sueño define la higiene del sueño como "el conjunto de comportamientos y recomendaciones ambientales destinadas a promover el sueño saludable, originalmente desarrollado para tratar el insomnio leve a moderado". No obstante, estas directrices pueden aplicarse a todos, ya que al seguir estas pautas, se adquieren hábitos de sueño que mejoran su calidad y, por ende, la salud en general.

Para asegurar un descanso adecuado, se pueden seguir algunas recomendaciones, como:

  • Verificar que la cama y el dormitorio sean cómodos, eligiendo un colchón que se ajuste a nuestras necesidades y manteniendo una temperatura agradable (ni demasiado frío ni demasiado calor).
  • Adoptar hábitos de vida saludables, que incluyan la práctica regular de ejercicio, y evitar el consumo de alcohol, cafeína, nicotina y comidas abundantes antes de acostarse.
  • Reservar tiempo para relajarse antes de ir a la cama, fomentando un ambiente propicio para conciliar el sueño.
  • Dormir en la oscuridad, ya que la presencia de luz puede enviar señales al cerebro de que aún no es el momento adecuado para dormir.
  • Evitar el uso de dispositivos electrónicos en las horas previas al sueño, así como en la cama, para minimizar la estimulación mental.
  • En caso de no lograr conciliar el sueño después de unos 10-15 minutos en la cama, es recomendable levantarse, realizar actividades relajantes y luego intentar dormir nuevamente.
  • Mantener una rutina constante al acostarse y levantarse a aproximadamente la misma hora todos los días, contribuye a establecer una estructura de sueño que favorece el descanso necesario.
Post Previo
Próximo Post

Gracias por subscribirte!

Este email ya esta registrado!

Shop the look

+INFO

Editar Opcion
Tiene dudas?
Back In Stock Notification
this is just a warning
Carrito
0 artículos
0%